A la hora de conducir lo ideal es hacerlo de la manera más segura, enfocada y tranquila posible, pero de vez en cuando aparecen algunos imprevistos que no queremos, pero que debemos enfrentar, como los choques por alcance.

¿Qué es un choque por alcance?

Los choques por alcance ocurren habitualmente en nuestras calles y carreteras y pasan cuando un vehículo impacta con su parte delantera a otro en su parte trasera.

Este tipo de colisión puede producirse por no respetar la distancia necesaria entre un vehículo y otro, y el conductor no alcanza a frenar. También cuando el conductor no va totalmente concentrado y se distrae repentinamente ante cualquier cosa, por ejemplo, una llamada por teléfono.

Otra causa puede ser que el conductor que va adelante frene repentinamente y el que va atrás no alcance a reaccionar y no pueda frenar con la suficiente fuerza.

¿Qué hacer en un choque por alcance?

Si bien el momento no es agradable para ninguna de las partes involucradas, hay ciertos pasos que se deben seguir:

  1. Tomar los datos del vehículo: marca, modelo y patente.
  2. Tener los datos del conductor: nombre, RUT, contacto (dirección y teléfono)

3.  Tomar fotografías: muy útiles cuando se deben realizar los trámites con el seguro, ya que sirven de prueba del hecho.

4.   Dar aviso a Carabineros: cuando el conductor sea menor de 18 años, si va en estado de ebriedad, cuando hay lesionados graves y fallecidos, o daños importantes al vehículo.

5.   Si el accidente es menor y no hay lesionados, no es necesario avisar a Carabineros, sólo a la aseguradora.

¿Quién paga el choque por alcance?

choque por alcance quien paga

Generalmente el que debe pagar y asumir la responsabilidad es el que choca por detrás, debido a los hechos, como ir a gran velocidad, no tomar la distancia necesaria y distraerse de la conducción.

Ahora, si la colisión por alcance se produce entre tres vehículos, será el tercer involucrado el responsable.

Consecuencias y lesiones de un choque por alcance

lesiones de choque por alcance

Además de los daños materiales y el mal rato, este tipo de choque conlleva algunas lesiones de salud muy importantes.

  • Latigazo cervical: es una de las más comunes y no se detecta en un primer momento. Se da cuando el cerebro se golpea en el interior del cráneo, causando moretones e hinchazón.
  • Lesiones en la espalda y cuello: pueden comprometer lesiones en tejidos blandos y la médula espinal.

Si tienes cualquier duda, puedes visitarnos en autoplaza.cl para tener más información sobre seguros de autos.