La compra de un auto es un paso importante para muchos, sobre todo si se trata del primero. Sin embargo, llegar a adquirirlo, cuando no se tiene la suma de dinero en efectivo, hace necesario solicitar un crédito automotriz.

Si desconoces en qué consiste este préstamo y sus terminologías asociadas, este proceso puede resultar bastante engorroso. Es por eso que a continuación te explicaremos de manera sencilla todo lo que necesitas saber para comprar un auto pidiendo un crédito.

¿Qué es un crédito automotriz?

Es un préstamo que realiza un banco u otra institución financiera para la compra de un auto nuevo, semi-nuevo o usado.

Este crédito se puede pagar en cuotas mensuales, de acuerdo al monto solicitado y la capacidad de pago que tengas. Veamos algunos requisitos para obtenerlo:

· Adelanto de un porcentaje del valor total del auto Esto es lo que conocemos como “pie”, y corresponde entre el 20% y el 40% del precio total de cada auto.

· Opción de pago en cuotas Puedes elegir el número de cuotas a pagar mensualmente, que varían entre 6 y 60. Esto dependerá del valor total del préstamo y tus remuneraciones.

· Buen comportamiento comercial Este punto es clave para postular a un crédito automotriz. Si estás en DICOM, no podrás optar al préstamo en ningún banco, mientras que si mantienes tus pagos al día, tienes más posibilidades de conseguir el beneficio.

Tipos de crédito automotriz

tipos de credito automotriz

Cada vez es más complejo entender los tipos de créditos que existen y sus diferencias, debido a la gran oferta automotriz que existe actualmente. Si bien tienen características personalizadas de acuerdo al cliente, existen dos créditos principales:

Crédito convencional

Es un préstamo que cada usuario solicita al banco o institución financiera por un monto determinado, para luego devolverlo mes a mes, de 6 a 60 cuotas, por un período de 5 años.

Ventajas

· Su tasa de interés es moderada.

· Si ya eres cliente de una institución financiera, puedes obtener mayores beneficios y tasas más convenientes según sea el caso.

Hay que considerar que, ya pagado el total del préstamo, el auto es completamente del cliente. Si el crédito es adquirido en una empresa de financiamiento automotriz ofrecida en concesionarios, la deuda no aparecerá en el sistema, lo cual no afectará en la petición de un crédito futuro en otra institución como un banco.

Por el contrario, en caso de adquirir el crédito en un banco, significará que el sistema registre la deuda. Esto afectará si en el futuro quieres pedir un nuevo crédito para otros fines, como, por ejemplo, un crédito hipotecario.

Leasing o compra inteligente

Va dirigido a aquellas personas que quieren adquirir un automóvil y cambiarlo por otro modelo a futuro. Consiste en el pago mensual de un monto determinado por el valor que tenga el vehículo.

En términos simples, es una especie de arriendo que el cliente debe cancelar mensualmente a la automotora, optando a una futura compra.

Ventajas:

· La cuota mensual suele ser mucho menor a la de un crédito convencional.

· Al cabo de 2 o 3 años, puedes poner en venta el auto o quedártelo, pagando la diferencia existente en ese momento. Así tienes la opción de renovar tu auto por un 0 km o seguir usando el actual.

Desventajas:

· Dentro de los primeros dos o tres años, el auto estará en prenda, es decir, no podrás venderlo, ni transferirlo.

· Es obligatorio realizar todas las mantenciones exigidas por el representante de la marca en talleres oficiales, lo cual aumenta los costos durante el tiempo que dure la prenda.

Es importante que sepas que este tipo de crédito también requiere un 20% mínimo de pie inicial.

Conceptos clave

principales conceptos credito automotriz

Existen muchos términos que pueden confundir fácilmente a cualquiera que se enfrente por primera vez a la adquisición de un crédito automotriz. Lo más importante, es saber que hay unos más importantes que otros al momento de conocer el monto a pagar.

Tasa de interés

Corresponde a la comisión que cobra una institución por prestar una suma de dinero. Mientras más bajo el porcentaje, mejor para ti.

CAE

El CAE (Carga Anual Equivalente), es un indicador que sirve para comparar las ofertas entregadas específicamente por los bancos. Los créditos ofrecidos en las concesionarias, por el contrario, no tienen CAE.

En palabras simples, el CAE muestra, a través de un porcentaje, el costo total del crédito al año. Este indicador, incluye todos los costos asociados, como la tasa de interés, impuestos, seguros, etc. Mientras más bajo es el porcentaje, más conveniente será para ti. Por ejemplo, si un CAE es de 25% será más conveniente que uno de 50%.

Meses de gracia

Muchos créditos ofrecen “meses de gracia”, lo que permite que uno o más meses al año, no pagues la cuota correspondiente, en caso de alta carga financiera, como puede ocurrir en marzo o diciembre. Sin embargo, estos meses de gracia traen consigo un aumento en la tasa de interés y otros costos, haciendo que termines pagando demás.

CTC

El CTC (Costo Total del Crédito) es en lo que más debes fijarte al momento de solicitar un préstamo, ya que es la suma de intereses, impuestos y todos los cargos asociados, del monto total que pagarás. Para comparar entre una oferta y otra, el CTC es el indicador que más debe importarte.

Aprobación del crédito

Una vez que el ejecutivo de la institución financiera realizó toda la evaluación y hayas cumplido con los requisitos para optar a un crédito automotriz, se firmarán los papeles y se redactará un contrato donde quedarán establecidas las condiciones. Recuerda siempre leer detenidamente estos contratos y resolver todas las dudas que tengas antes de firmarlo.

Cuando hayas aceptado los términos y firmado el documento, se hará efectiva la entrega del crédito.

¿Cómo elegir un crédito?

Recomendaciones de AutoPlaza

AutoPlaza no recomienda un crédito en particular. El escenario ideal será siempre no depender de financiamientos para no generar costos adicionales al valor real de un automóvil. Sin embargo, es una opción que muy pocas personas tienen, de manera que recurrir a un préstamo es casi inevitable.

A la hora de solicitarlo define bien tus intereses. Determina si lo que te conviene es un crédito convencional o leasing, cuál es tu presupuesto máximo para comprar un auto, y el monto mensual que destinarás al pago. Para tener una idea más real, puedes cotizar online en AutoPlaza.cl.

También es importante comparar el financiamiento que te entregarán distintas instituciones, poniendo suma atención en el CTC. Y recuerda revisar la letra chica para evitar futuras sorpresas y conocer los requisitos para obtener un crédito automotriz.

Si te quedan dudas con el proceso de compra, podemos ayudarte y asesorarte en lo que necesites, además de conseguir la mejor oferta para el o los modelos que más te gusten.

Sigue estos consejos disfruta de tu compra sin desordenar las finanzas, ni generar deudas de las que te vayas a arrepentir más adelante. ¡Te esperamos!